Reconocimientos Civiles

Tipos de reconocimientos

Los reconocimientos médicos del personal de vuelo pretenden asegurar que el piloto, tripulante o controlador posee las aptitudes psicofísicas adecuadas para el desempeño de la función que le corresponde en virtud de la clase a la que pertenece de acuerdo con la Normativa EASA.

CLASE 1

Pilotos comerciales (CPL) y de transporte (ATPL) de Avión y de Helicóptero

CLASE 2

Pilotos privados (PPL) de Avión y de Helicóptero, Planeador (SPL) Y Globo (BPL).

LAPL

Licencia de piloto de aeronave ligera

CLASE 3

Controladores de Tráfico Aéreo (CTA)

CC (Cabin Crew)

Tripulantes de Cabina de Pasajeros

NOTA: Los pilotos de UAVs/RPAVs (drones) se calificarán, de acuerdo con normativa nacional actualmente en vigor, como LAPL (sistemas de menos de 25 kgs.) o Clase 2 (sistemas que superen los 25 kgs.)

Normativa de carácter general

Los solicitantes de un certificado médico deberán carecer de:

  1.  cualquier anormalidad, congénita o adquirida;
  2. cualquier enfermedad o discapacidad activa, latente, aguda o crónica;
  3.  cualquier herida, lesión o secuela de una operación;
  4. cualquier consecuencia o efecto secundario de una medicación, prescrita o no, de tipo terapéutico, diagnóstico o preventivo, que supongan un grado de incapacidad funcional que pudiera interferir con el ejercicio seguro de las atribuciones de la licencia correspondiente o que pudiera incapacitarlo repentinamente para ejercer de manera segura dichas atribuciones.

Reglamento UE 27/2019 (Modificación Reglamento UE 1178/2011 en aplicación del Reglamento UE 1139/2018)

Reglamento UE 1178/2011 requisitos técnicos y médicos EASA (derogado)

Reglamento UE 340/2015 (Modificación Reglamento UE 1178/2011)

Disminución de la aptitud psicofísica

a) Los titulares de licencias no deberán ejercer en ningún caso las atribuciones de su licencia, y las habilitaciones o autorizaciones correspondientes, si:

  1. son conscientes de que se ha producido una disminución de su aptitud psicofísica que pudiera incapacitarlos para ejercer con seguridad dichas atribuciones;
  2. toman o utilizan algún medicamento, prescrito o no, que pudiera interferir con su capacidad para ejercer con seguridad las atribuciones de la licencia correspondiente;
  3. reciben algún tratamiento médico, quirúrgico o de otro tipo, que pudiera interferir con la seguridad del vuelo.

 b) Además, los titulares de licencias deberán consultar sin demora con un especialista en medicina aeronáutica si:

  1. han sido sometidos a una intervención quirúrgica o procedimiento médico de carácter invasor;
  2. han comenzado a usar medicamentos de manera regular;
  3. han sufrido cualquier enfermedad importante que implique una incapacidad para trabajar como miembro de una tripulación de vuelo;
  4. se hallan en estado de gestación;
  5. han sido hospitalizados o ingresados en una clínica;
  6. necesitan por vez primera lentes correctoras.

 c) En tales casos:

  1.  los titulares de certificados médicos de clase 1 y clase 2 deberán consultar con un AMC o AME, los cuales evaluarán la aptitud psicofísica del titular de la licencia y decidirán si son aptos para ejercer nuevamente sus atribuciones;
  2.  los titulares de certificados médicos para licencias LAPL deberán consultar con un AMC o AME, o con el GMP que firmó su certificado médico. Los AMC, AME o GMP evaluarán la aptitud psicofísica de los titulares de las licencias y decidirán si son aptos para ejercer nuevamente sus atribuciones.

d) Los miembros de la tripulación de cabina no llevarán a cabo tareas en una aeronave y, en su caso, no ejercerán las atribuciones de su certificado como tripulantes de vuelo si son conscientes de cualquier disminución de su aptitud psicofísica, en la medida en que tal estado les pudiera incapacitar para realizar sus obligaciones y responsabilidades de seguridad.

e) Por otra parte, los miembros de la tripulación de cabina que se encuentren en alguna de las circunstancias mencionadas en los puntos (1) a (5) del apartado (b) anterior deberán consultar sin demora con un AME, AMC u OHMP, según el caso, los cuales evaluarán su aptitud psicofísica y decidirán si son aptos para ejercer nuevamente sus tareas de seguridad.

 

Para los Controladores Aéreos, la normativa 2015/340 especifica:

ATCO.MED.A.020 Merma de la aptitud física

Los titulares de una licencia no ejercerán las atribuciones de su licencia en ningún momento en que:

  1. sean conscientes de que se ha producido una merma de su aptitud médica que pudiera incapacitarlos para ejercer con seguridad dichas atribuciones;
  2.  tomen o utilicen cualquier tipo de medicación, con receta o sin ella, que pudiera interferir con el ejercicio seguro de las atribuciones de la licencia;
  3.  reciban cualquier tratamiento médico, quirúrgico o de otro tipo que pudiera interferir con el ejercicio seguro de las atribuciones de la licencia.

Además, los titulares de un certificado médico de clase 3 deberán, sin demora indebida y antes de ejercer las atribuciones de su licencia, consultar con un especialista en medicina aeronáutica cuando:

  1. hayan sido sometidos a una operación quirúrgica o procedimiento invasivo;
  2.  hayan comenzado a usar cualquier medicamento de manera regular;
  3. hayan sufrido una lesión personal significativa que implique incapacidad para ejercer las atribuciones de la licencia;
  4.  hayan padecido una enfermedad significativa que implique incapacidad para ejercer las atribuciones de la licencia;
  5.  estén embarazadas;
  6.  hayan sido ingresados en un hospital o clínica médica;
  7. requieran por primera vez lentes correctoras.

En estos casos, el AeMC o AME deberá evaluar la aptitud médica del titular de la licencia o alumno controlador de tránsito aéreo y decidir si son aptos para reanudar el ejercicio de sus atribuciones.

Limitaciones, denegaciones, suspensiones y duplicados

Limitaciones

Cuando el solicitante no cumpla plenamente los requisitos para desarrollar con seguridad las actividades aplicables al desarrollo de las atribuciones correspondientes a su licencia el médico examinador podrá establecer las limitaciones que considere pertinentes o referirlo a la Autoridad Aeronáutica para su valoración de acuerdo con lo establecido en la normativa vigente.

Las limitaciones impuestas se especificarán en el propio certificado médico.  

Denegaciones

Se entiende por tal la consideración de No Aptitud para la actividad aeronáutica correspondiente a la licencia del solicitante debido a una alteración en el estado de salud del mismo que puede interferir en la seguridad del vuelo, descubierta durante la realización de un reconocimiento aeromédico.

Le será comunicada al solicitante en un documento oficial, en el que se le indicará la causa y el artículo de la reglamentación que lo recoge.

Apelaciones

En caso de discrepancia con la calificación de No Aptitud, el solicitante podrá apelar ante la Autoridad Aeronáutica (AESA), tal y como se le informa en el mismo documento de denegación, en el plazo de un mes, solicitando un nuevo reconocimiento y aportando la documentación médica o psicológica que justifique dicha solicitud.

Suspensiones

En caso de patología intercurrente (enfermedad, lesión, intervención quirúrgica…) entre dos reconocimientos médico-aeronáuticos que pueda interferir con el desarrollo de las actividades propias de sus atribuciones en relación con el vuelo o con la seguridad del mismo, el interesado, tal como dice la normativa (UE 1178/2011 MED.A.020) deberá contactar con el Médico Examinador Aéreo (AME) o con la Autoridad Aeronáutica, informando de la situación por si fuera necesario proceder a la suspensión de su certificado médico. El AME procederá, si el caso lo requiere, extendiendo el correspondiente Documento de Suspensión que le será entregado al interesado. Una vez superada la causa que originó la citada suspensión, el interesado contactará nuevamente con el AME y le aportará los informes y documentación médica que permitan la evaluación y valoración para la posible revocación de la mencionada suspensión.

Solicitud de Duplicados

En caso de robo, extravío o deterioro del certificado médico, podrá solicitarse un duplicado del mismo al AME que lo extendió.

En caso de deterioro deberá presentarse el documento deteriorado al AME quien lo retirará y guardará al tiempo que emite el duplicado con la misma validez que el retirado.

En caso de extravío o robo sólo se expedirá un duplicado ante la presentación de la denuncia pertinente.

Enlaces de interés