WELCOME | BIENVENIDOS
Url del EA

Menu Principal

Inicio > Historia > Aeronautas > Año nacimiento. 1910 - 1919 > Bravo Fernández-Hermosa, José María

SubMenu

Bravo Fernández-Hermosa, José María

Madrid 8 de abril de 1917, Madrid -.

Aviador, piloto de caza que llegó a actuar como capitán segundo jefe del Grupo 21 de Caza de la Aviación de la República durante la Guerra Civil española.

Hijo único de César Bravo del Rincón y África Fernández-Hermosa Zabala, Aprendió francés y alemán, participando en intercambios con otros jóvenes europeos durante las vacaciones escolares. Gracias a una beca completó un curso en Alemania entre 1932 y 1933 en la localidad alpina bávara de Oberstdorf. Durante los años treinta su interés por la aeronáutica le llevó a practicar el vuelo sin motor en Ocaña (Toledo).

En los años anteriores a la Guerra Civil realizó los dos primeros cursos de Ciencias Exactas en la Universidad de Madrid, y preparaba el ingreso en la escuela de Ingenieros de Caminos cuando estalló el conflicto. En el mes de julio de 1936 se hallaba de vacaciones con sus padres en Asturias, se dirigió a Santander, presentándose voluntario a Aviación en el aeródromo de La Albericia. Fue alistado como soldado y realizó servicios de vigilancia en el campo de vuelo, aunque también tuvo la ocasión de volar acompañando a los pilotos en misiones de reconocimiento y bombardeo.

Un destructor británico lo llevó con su madre a Bayona. Allí tomaron un tren con destino a Barcelona, donde llegaron a primeros de noviembre. En la Ciudad Condal se presentó poco después para la selección al curso de pilotos que se estaba organizando. Viajó a Los Alcázares (Murcia), donde pasó las duras pruebas de admisión, y en los primeros días de enero de 1937 partió en barco hacia la Unión Soviética. El curso tuvo lugar en Kirovabad (Azerbaiyán), recibiendo formación como piloto de caza. En junio regresó a España y tras un corto permiso, se incorporó a Los Alcázares para realizar en El Carmolí un curso de adaptación. A finales de julio fue nombrado sargento piloto con antigüedad de 30 de abril de 1937. Enviado al frente de Madrid, voló biplanos de caza Polikarpov I-15 “Chato” durante la batalla de Brunete. Luego pasó a la base de Los Llanos (Albacete), donde se estaba formando la Primera Escuadrilla de cazas I-16 “Mosca” con pilotos soviéticos y españoles. La escuadrilla se estableció en Caspe y entró en combate el 15 de agosto durante la ofensiva de Belchite. Los movimientos del frente obligaban a continuos traslados de la escuadrilla, que estuvo operando sucesivamente desde los aeródromos de Reus, Castejón del Puente, Barbastro y La Cenia. A finales de diciembre de 1937 pasó a Sarrión, después a Alcublas y luego a Liria.

Bravo fue entonces nombrado segundo jefe de la escuadrilla, en una época en la que los combates aéreos revestían una especial dureza. Durante una misión sobre el frente de Teruel, su “Mosca” recibió un impacto de artillería antiaérea y él resultó herido, aunque logró tomar tierra en Sarrión y estuvo convaleciente durante dos semanas. El 17 de marzo de 1938 fue ascendido a teniente, y el 10 de abril fue nombrado jefe de la recién creada Tercera Escuadrilla en Monjós.

El 31 de mayo fue ascendido a capitán, y siguió actuando en los puntos de mayor actividad, operando desde los aeródromos de Salou, Sagunto, de nuevo Monjós, y Vendrell. El 7 de julio se estableció en Camporrobles, que junto con Vendrell y Plá de Cabra fueron sus bases durante la batalla del Ebro. El ritmo de actividad era frenético, realizando hasta cuatro servicios diarios, aparte de las frecuentes alarmas. El 27 de agosto, durante la segunda fase de la batalla, dejó el mando de su escuadrilla al ser nombrado segundo jefe del Grupo 21 de caza, puesto que conservaría durante toda la campaña de Cataluña. El 6 de febrero de 1939 los pocos aparatos supervivientes son destruidos por el enemigo en el aeródromo de Vilajuiga, cercano a la frontera francesa, tras lo cual se encaminó hacia la misma cruzándola con el resto de sus hombres.

Tras un periodo en campos de internamiento franceses, marchó con otros compañeros a la Unión Soviética, realizando cursos de ingeniería en Ucrania. Al comenzar la invasión alemana se alistó en una unidad de ingenieros minadores, con la que actuó en ocasiones tras las líneas enemigas colaborando con partidas de guerrilleros. En el verano de 1942 pasó a la aviación, y estuvo destinado en Bakú encuadrado en unidades de la defensa aérea de esa estratégica zona. En noviembre de 1943 formó parte de la escolta aérea de Stalin cuando éste asistió a la conferencia de Teherán.

Tras la guerra continuó en activo y en el verano de 1947, con el grado de teniente coronel, acudió a la Escuela Superior de Aviación de Mónino, cerca de Moscú, para iniciar el curso de Estado Mayor. No pudo concluirlo, ya que en junio de 1948 todos los pilotos españoles fueron desmovilizados. Encontró trabajo en el Instituto Pedagógico de Idiomas de Moscú, donde se estaba creando una Facultad de español, y llegó a alcanzar el cargo de vicedecano. Posteriormente ejercería como decano de la Facultad de Intérpretes, y en enero de 1960 regresó a España. Hasta su retiro en 1984 desempeñó diversas ocupaciones en empresas privadas.

Durante la Guerra Civil completó 1.120 servicios de guerra en alrededor de 1.100 horas de vuelo, librando 160 combates y obteniendo 23 derribos. Voló numerosos tipos de aviones, y principalmente el “Mosca”, con el que realizó unos 1.940 vuelos. En la Segunda Guerra Mundial no llegó a entrar en combate, aunque voló durante más de 630 horas, a las que se sumaron otras 230 en la posguerra. De todas estas, 250 correspondieron a vuelos nocturnos. Recibió numerosas condecoraciones, destacando dos órdenes de la Bandera Roja, dos órdenes de la Gran Guerra Patria de primer grado, la de la Amistad de los Pueblos, la Orden de la Estrella Roja y la medalla al Valor.

Te puede interesar:

José María Bravo Fernández-Hermosa

Menu Secundario

@ Copyright 2013, Ejército del Aire