WELCOME | BIENVENIDOS
Url del EA

Menu Principal

Inicio > Historia > Aeronautas > Año nacimiento. 1920 - 1929 > Castaño de Meneses, Tomás

SubMenu

Castaño de Meneses, Tomás

Aviador militar y campeón del Mundo de acrobacia aérea.

En la ciudad de Melilla, donde su padre estaba destinado como Oficial de Infantería, inició Tomás, en 1936, sus estudios de primaria. El ambiente militar que impregnaba la casa de la familia Castaño de Meneses, extensible a toda la población melillense, tenía su reflejo en los juegos de los niños, que formaban imaginarios ejércitos como los que participaban aquellos años de posguerra de la Campaña de Marruecos.

Tomás, especialmente dotado para el dibujo y las manualidades, empezó a construir aviones de papel y así llegó a construir su particular flota aérea.

Destinado su padre, primero a Guadalajara y después a Ceuta, donde, en 1945, terminó el quinto curso de bachillerato e ingresó como soldado de 2ª en el Regimiento de Infantería “Xauen nº 6”. Así empezaba la vida militar de Tomás.

En mayo de 1950 ingresó por oposición en la Academia General del Aire. Durante el verano, realizó en Monflorite (Huesca) el Curso de Piloto de Vuelo sin Motor, obligatorio en aquella época para ingresar en la Academia de Aviación. En julio de 1954 recibía los despachos de teniente de Aviación, formando parte de la VI Promoción y días más tarde es destinado al 43 Escuadrón de Fuerzas Aéreas (Sanía Ramel, Tetuán).

En marzo de 1957, Tomás se incorpora al curso de inglés y de familiarización de las Fuerzas Aéreas Americanas en Lackland (San Antonio, Texas), previo al curso de reactores, para el que había marchado a Estados Unidos. El primero de diciembre de 1958 hacía su presentación en el Ministerio del Aire (Madrid), una vez finalizada su formación como piloto reactorista y es destinado como profesor a la Escuela de Reactores (Talavera la Real).

Realizó el curso de profesor de F86 y participó, en 1959, en el desfile de la Victoria, formando parte de la formación de cien reactores que sobrevolaron Madrid. Dos años más tarde participó, con una avioneta AISA I-115, en la Vuelta Aérea a España, clasificándose en cuanto lugar. Asimismo, en estos años formó parte del Cuadro Eventual de la Milicia Aérea Universitaria, donde pudo convivir y charlar con personas de distinto pensamiento y concepción vital.

En 1963, España fue la encargada de organizar el III Campeonato del Mundo de Acrobacia Aérea. Para participar en dicho campeonato, el RACE seleccionó 6 pilotos militares que se concentraron en Albacete y posteriormente, enero de 1964, en Cuatro Vientos. Se concentraron los 6 que definitivamente formarían el equipo español (Castaño, Quintana, Arrabal, Ugarte y Negrón). El tres de septiembre dio comienzo, en Bilbao, el campeonato. La forma de volar de Tomás Castaño, con ritmo, precisión y una gran espectacularidad, no tuvo rivales y, así, se proclamó Campeón del Mundo de Acrobacia Aérea. Su participación en el IV Campeonato no fue tan brillante, al clasificarse en un onceavo puesto.

En los meses siguientes al campeonato de Bilbao, algo empezó a cambiar en la vida de Tomás Castaño. La presión exterior, la utilización de su persona en aras de intereses externos y la presión dentro del Ejército del Aire, hicieron que pensase buscar más adelante una salida a todo aquello.

A principios de 1965 consiguió una de las tres plazas del Curso de Capacitación de Pilotos e Ingenieros de Ensayos de Vuelo. Terminado el curso, solicitó y obtuvo destino en el Grupo nº 44 de Experimentación. Además continuó con exhibiciones de acrobacia aérea hasta que, en 1967, se incorporó a la compañía de vuelos chárter Air Spain. Dos años más tarde pasó a IBERIA, Líneas Aéreas de España.

Voló en Iberia, como 2º piloto de Douglas DC8 hasta que, en 1970, fue seleccionado para realizar el curso de 2º piloto del primer Boeing 747 que incorporaba Iberia a su flota. Además, en los primeros años de la década de los setenta, cumplió Tomás otro de sus sueños, ingresar en la Universidad, en la Facultad de Ciencias de la Información, aunque el vacío que encontró en el mundo universitario pronto le desanimó.

En estos años, su mayor satisfacción fue su acercamiento a los hispanistas ingleses, Brenan y Gibson. Este último profesó a Tomás una amistad y un cariño entrañables.

En 1980, Tomás Castaño tuvo los primeros problemas de salud, que le obligaron, cuando éstos se agravaron, a recluirse en su casa de Los Berrocales (Madrid). Conocedor de la gravedad de su enfermedad, siguió luchando y trabajando, tanto como profesor, como piloto.

En enero de 1982 recibió la calificación de Primer Piloto de B-727 en el que, probablemente, fue su último vuelo a los mandos de un avión de pasajeros.

El 14 de junio de 1982, Tomás Castaño de Meneses, Capitán de Aviación, Piloto Aviador, Campeón del Mundo de Acrobacia Aérea, moría en Madrid.

Tomás Castaño de Meneses

Menu Secundario

@ Copyright 2013, Ejército del Aire