WELCOME | BIENVENIDOS
Url del EA

Menu Principal

SubMenu

Ala 46

Fecha de creación: 1965

Historia de la Base Aérea de Gando

Desde el siglo XIV, la Bahía de Gando fue protagonista de numerosas gestas marítimas y aeronáuticas; siendo punto de recalada de conquistadores, piratas y corsarios. En 1492 las naves de Colón arribaron a su extenso 'playal' para reparar la carabela 'La Pinta' en su primer viaje hacia el descubrimiento del 'Nuevo Mundo'. Sirvió de puerto comercial y constituyó una envidiable base logística para los pioneros de la aviación, ansiosos de batir records de velocidad, de distancia y sobre todo, de unir a Europa con América. El 26 de enero de 1926, el hidroavión 'Plus Ultra' pilotado por el comandante Ramón Franco, recaló en sus tranquilas aguas para iniciar la segunda etapa de su histórico vuelo Palos-Buenos Aires.

El Lazareto, ubicado en la Base, es la obra maestra del ingeniero Juan de León y Castillo, el mejor modelo de arquitectura sanitaria en su género de España, enmarcado en un cuadrilátero con muralla para paliar los efectos y evitar la propagación de las graves epidemias que, asolaban las islas y tratar convenientemente a los barcos que, procedentes de América y África, desembarcaban en puertos canarios, a finales del siglo XIX y comienzos del XX. Inaugurado el 21 de marzo de 1893, quedó semiabandonado después de la erradicación de aquellas epidemias. Tras varios proyectos es ocupado por el Ejército de Tierra en 1936, viviendo un oscuro paréntesis que supuso su utilización como campo de concentración para presos políticos.

Posteriormente fue cedido al Ejército del Aire en julio de 1946. La vinculación del Lazareto a la aeronáutica data de mucho antes, el 18 de enero de 1924 es testigo del primer aterrizaje, en el páramo de Gando, de tres aviones Breguet XIV bautizados con el nombre de 'Archipiélago Canario', 'Gran Canaria' y 'Tenerife', en honor al pueblo isleño, que los había adquiridos por suscripción popular para donarlos al ejército español. Sus instalaciones han servido para alojar al personal, talleres, almacenes y avanzados sistemas de comunicación.

La primera Torre de Gando parece que fue levantada por unos frailes franciscanos hacia el año 1360, como 'Oratorio-fortaleza' que fue destruido al poco tiempo por los indígenas. La segunda fortificación es obra de Diego de Herrera, señor de Canarias, en su intento por conquistar Gran Canaria en el año 1459; destruida por los antiguos canarios, sublevados frente a los desmanes de la guarnición. La tercera construcción fue consecuencia de los ataques portugueses. Diego da Silva, en un intento de la Corona de Portugal de anexionarse las islas, se dirigió con sus naves a Gran Canaria, penetró en la Bahía y tomó por asalto la Torre en 1459. Las reclamaciones de la monarquía castellana ante la portuguesa harán que Silva devuelva la Torre, que sería reconstruida en 1462. La cuarta fortaleza, de duración efímera se construyó a mediados del siglo XVI para resguardo y protección contra los piratas que atacaban las naves que llevaban los productos de la tierra para su exportación, fundamentalmente azúcar, a Europa y América. La quinta y actual Torre data de 1740, construida como fuerte militar por orden del capitán general de Canarias Mariscal Andrés Bonito de Pignatelli, obra de los ingenieros De la Riviere y De la Pierre. Cuando perdió su utilidad como fortificación, fue utilizada como base de una antena de radio de la Lufthansa en sus primeros viajes transoceánicos, por los pescadores del lugar para guardar sus aparejos de pesca y por la Comandancia Marítima de Las Palmas.

En 1940, las primeras unidades de Fuerzas Aéreas la utilizaron como polvorín. En el año 1974 (coincidiendo con la construcción de la segunda pista de vuelo) la Jefatura de la Zona Aérea de Canarias ordena su restauración. En marzo de 1982 (con motivo de la incorporación de los primeros aviones Mirage F-1) es inaugurada como Museo Aeronáutico del Mando Aéreo de Canarias (MACAN), en un acto presidido por el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, teniente general García-Conde Ceñal. Hoy alberga en su interior vitrinas con maquetas de aviones, restos arqueológicos, fotografías, cuadros, libros, estandartes, etc. relacionados con la aeronáutica de Canarias.

El lema 'Arena, Mar y Viento' de la Base Aérea de Gando indica claramente los efectos negativos a los que se enfrentan aeronaves e instalaciones en Gando: la corrosión y la erosión, causantes de costosas inversiones para mitigar sus efectos. En diciembre del año 2000 se inició un sistema de Gestión Medioambiental, de acuerdo con los principios de la Norma ISO 14001, con el objetivo de lograr un comportamiento medioambiental basado en el concepto de 'Desarrollo Sostenible'. Entre las actuaciones llevadas a cabo para lograr dicho desarrollo sostenible destacar la mejora de la masa forestal de amplios sectores de la zona norte de la Base, que unido a la reconstrucción de extensas plataformas de vegetación en la zona central, ha producido resultados altamente positivos y por ello, entre los años 2001 y 2002, la masa forestal ha sido incrementada de 25 a 65 hectáreas, reduciendo la erosión de forma notable. Una depuradora de aguas residuales y dos plantas potabilizadoras de agua de mar contribuyen al logro de los objetivos medioambientales de la Base. Asimismo existe catalogado un 'Sitio de Interés Científico: el Roque de Gando' (Ley 12/1994), importante como testigo geológico del retroceso de la línea de costa en la zona de Gando y por albergar poblaciones de reptiles e insectos aisladas de sus congéneres de tierra firme, además de poseer un gran valor paisajístico.

Historia del Ala 46

Los antecedentes del Ala 46 se remontan al 9 de enero de 1928, fecha del establecimiento en el Sahara de la 1ª Escuadrilla Militar Española, desplegada entre Cabo Juby y Villa Cisneros. Posteriormente esta Unidad fue reorganizada en 1935 y pasó a denominarse '1ª Escuadrilla del Desierto' y, a comienzos de la década de los 40, '11ª Escuadrilla'. El 3 de febrero de 1939 llega a Gando el 1er Destacamento de la Aviación Militar Española, constituyéndose el 1 de septiembre de ese mismo año en Fuerzas del Atlántico. Era la primera representación oficial del Ejército del Aire en las Islas Canarias.

El 17 de octubre de 1940, como consecuencia de una nueva organización del Ejército del Aire, se integra el 112 Grupo, conjuntamente con la 54º Escuadrilla de Hidros con base en Las Palmas, Unidad aquella que, el 30 de mayo de 1941, formaría junto con el 29 Grupo Expedicionario de Getafe, el Regimiento Mixto Nº 4, origen del actual Ala 46.

Siendo la principal Unidad ubicada en la Base Aérea de Gando (Gran Canaria), el Ala nº 46 está compuesta en la actualidad por el Escuadrón 462 de caza y ataque, dotado con aviones F-18.

El Ala nº 46 es la heredera de todas las unidades que desde 1940 han operado desde el paraje de Gando, siendo las principales el Grupo 29 con Fiat CR-32, el Regimiento Mixto nº 4 con Fiat CR-32, Junkers 52 y Dornier Wall, el Ala Mixta nº 36 con Me-109 (Buchón), Heinkel 111 y Junkers 52, y ya en 1965 el propio Ala 46 en cuyo seno han volado durante más de treinta años aviones como el T-6, DC-3, Saeta, F-5, Mirage F-1 y C-212 Aviocar.

El Ala nº 46 participó directamente en los conflictos saharianos de 1957 y 1975. Hoy constituye el primer medio de defensa y apoyo logístico aéreos en el Archipiélago Canario, manteniendo una estrecha colaboración en operaciones y ejercicios conjuntos con unidades del Ejército de Tierra y la Armada.

Los primeros antecedentes del 462 Escuadrón se remontan al mes de agosto de 1940 con la llegada a Gando del 29 Grupo Expedicionario de Caza, dotado con 24 aviones Fiat CR-32, procedentes del 21 Regimiento de Caza de Getafe. La Guerra de Ifni-Sahara fue el escenario de acción donde el 462 Escuadrón ha escrito las páginas más gloriosas de su historia. A lo largo de 18 años (1957-1975), las diversas unidades desplegadas por el Ejército del Aire en el Sáhara vivieron una etapa intensa, en constantes misiones de vigilancia y patrulla sobre el desértico territorio.

En 1975, se activó el 464 Escuadrón con el fin de contar en Canarias con un avión de combate de posibilidades operativas en todo tiempo; éste se convierte, de forma definitiva, en el 462 Escuadrón coincidiendo con la llegada a Gando de los Mirage F-1 en 1982. En 1999 se efectúa el relevo de los F-1 por los F-18.

En la actualidad, el 462 Escuadrón de caza, está equipado con el avión C-15 (F-18 Hornet).

Visitas institucionales

El día 15 de octubre de 2004, Su Alteza Real el Príncipe de Asturias visita esta Unidad.

Distintivo del Ala 46

Menu Secundario

@ Copyright 2013, Ejército del Aire