WELCOME | BIENVENIDOS
Url del EA

Menu Principal

Inicio > Organización > Unidades > Fuerza aérea. Mando Aéreo General > Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada

SubMenu

Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada

Fecha de creación: 1947

En julio de 1947 el entonces ministro del Aire, general Eduardo González-Gallarza, organizó una comisión compuesta por el teniente coronel Benavides y los capitanes Ramón Salas Larrazábal y Javier Alario Saubot, para el estudio de la ubicación de la futura Escuela Militar de Paracaidistas del Ejército del Aire. La comisión determinó como lugar idóneo el Aeródromo Militar de Alcantarilla, sede de la Escuela Elemental de Pilotos número 1, perteneciente al Grupo de Escuelas de Levante. El 15 de agosto de 1947 se fundó y ubicó en dicho aeródromo la Escuela Militar de Paracaidistas, siendo designado como primer director el capitán Ramón Salas Larrazábal, iniciándose la andadura del paracaidismo militar en España.

El día 2 de septiembre de 1947 se trasladó a este aeródromo la Primera Bandera de paracaidistas, para realizar el primer curso de paracaidismo, efectuándose el primer lanzamiento el 23 de enero de 1948. En este curso se concedió el título de Cazador Paracaidista a 165 alumnos, entre oficiales, suboficiales y personal de tropa.

Once años después, el 16 de septiembre de 1959 se modificó el nombre de la escuela, pasando a denominarse: Escuela Militar de Paracaidistas Méndez Parada. José Méndez Parada, capitán de Artillería destinado en el Servicio de Aviación Militar, falleció en el mes de marzo de 1930, cuando al sufrir una avería en su avión ordenó al alumno que saltara, con tal mala fortuna que el alumno quedó enganchado en el patín de cola. El capitán Méndez Parada realizó diversas maniobras hasta que consiguió soltar al alumno, lo que provocó que perdiera tanta altura que no pudo lanzarse del avión. Al final intentó un aterrizaje de emergencia, a consecuencia del cual falleció. Méndez Parada no solo destacó por su heroísmo, había sido también pionero y director del primer curso de paracaidismo militar español, saltando con paracaídas para eliminar los falsos prejuicios existentes sobre la ineficacia del mismo. En noviembre de 1927 realizó el curso de paracaidismo en el Aeródromo de Cuatro Vientos con un modelo de paracaídas empleado por la aviación americana. El objetivo de ese curso estaba lejos de las actuales tácticas paracaidistas y su único fin era garantizar la vida del piloto en caso de que fallara el avión. Como homenaje a su valor la escuela adoptó su nombre.

En el año 1978, tras un proceso de integración de las unidades ubicadas en el aeródromo, la escuela adquiere el nombre que permanece en la actualidad: Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada.

En 1993 con el establecimiento de una nueva clasificación para las bases aéreas y aeródromos militares en el Ejército del Aire, el Aeródromo Militar de Alcantarilla pasó a denominarse definitivamente Base Aérea de Alcantarilla.

En la actualidad, la base aérea ubica en su interior dos unidades: la Escuela Militar de paracaidismo Méndez Parada (EMP MP), que depende orgánicamente del Mando Aéreo General (MAGEN), y el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC), que depende del Mando Aéreo de Combate (MACOM).

La Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada en la actualidad

La Escuela Militar de Paracaidismo cuenta para la enseñanza y práctica del paracaidismo militar con unas instalaciones que constituyen una referencia para las escuelas de paracaidismo, encontrándose entre las más avanzadas del mundo.

Dispone de una torre de lanzamiento y un simulador de descenso para apertura automática, inaugurados en el año 2005, que permiten un perfecto entrenamiento para las tropas que deben iniciar su preparación paracaidista. Estas instalaciones para apertura automática han permitido elevar la seguridad de los saltadores y disminuir el número de bajas para obtener la aptitud de Cazador Paracaidista.

Para la enseñanza del paracaidismo militar en la modalidad de apertura manual, así como su posterior entrenamiento, se puso en funcionamiento a principios del año 2007 el conjunto de simuladores de entrenamiento de paracaidismo militar en esa modalidad. Este conjunto consta de dos simuladores: el simulador virtual de paracaidismo (PARASIM) y el simulador de caída libre, coloquialmente conocido como túnel de viento.

El PARASIM es un sistema que, mediante técnicas de realidad virtual, permite al alumno la práctica de distintas emergencias en el proceso de apertura de la campana del paracaídas y posteriormente entrenar la navegación con campana abierta, desde la altura de apertura hasta el punto de aterrizaje. Este simulador, con capacidad para nueve saltadores, permite su utilización para entrenamiento individual o interconectar los nueve equipos para simular la navegación en patrulla.

El simulador de caída libre, túnel de viento, puede albergar en su interior hasta seis saltadores simultáneamente. Este simulador permite incrementar la seguridad del paracaidista desde la salida del avión hasta la apertura de la campana, logrando un aprovechamiento total del tiempo de vuelo, al poder centrar toda la atención exclusivamente en el aprendizaje, controlando la posición del cuerpo, los giros y evoluciones, bajo la tutela del profesor en tiempo real y evitando riesgos.

Mas recientemente, en el año 2011, entró también en funcionamiento en la Escuela Militar de Paracaidismo el simulador para entrenamiento de los controladores aéreos avanzados (FAC), conocido como SIMFAC. Esta nueva instalación con una tecnología puntera en simulación, cumple con todos los requisitos exigidos por la OTAN para la validación de controles FAC, necesarios en la obtención de la calificación de este personal experto de la OTAN.

Las modernas instalaciones de última generación dedicadas a la enseñanza del paracaidismo y del apoyo aéreo, la ubicación geográfica que asegura unas inmejorables condiciones climatológicas durante todo el año y la plantilla de profesores e instructores que acumulan una gran experiencia, hacen de la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada un referente para el resto de escuelas de paracaidismo, tanto militares como civiles, y la convierten, en la mejor escuela de paracaidismo de Europa.

Estructura

La Escuela cuenta para su funcionamiento con una plantilla de personal de unos quinientos hombres y mujeres, entre personal dedicado a la enseñanza y todos los que cubren las necesidades operativas, administrativas y de apoyo, encuadrados en los siguientes organismos:

Órganos de dirección, administración, servicios y apoyo:

Secretaría General, Grupo de Apoyo, Grupo de Fuerzas Aéreas y Material, 721 Escuadrón y Sección Económico-Administrativa.

Jefatura de Estudios:

Sección de Seguridad Paracaidista, Órgano de apoyo a la Jefatura de Estudios, Órgano de apoyo a la Enseñanza, Departamento de Paracaidismo Básico, Departamento de Paracaidismo Avanzado y Departamento de Apoyo Aéreo.

Distintivo de la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada

Menu Secundario

@ Copyright 2013, Ejército del Aire