www.ejercitodelaire.mde.es Saltar navegación Ir a mapa del sitio Accesibilidad

Detalle unidad

Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC)

Dependencia Operativa : Mando Aéreo de Combate (MACOM)

Dependencia Orgánica : Mando Aéreo General (MAGEN)

Lema: Sólo merece vivir quién por un noble ideal está dispuesto a morir

Comunidad Autónoma : Región de Murcia

Provincia : Murcia

Localidad: Alcantarilla

Dirección : Avda de Lorca, s/n - Base Aérea de Alcantarilla

Código Postal : 30820

Teléfono: 968 397 200

Fecha de creación : 1946

Antecedentes (1946-1965)

Como consecuencia de la doctrina empleada por los países contendientes en la II Guerra Mundial (en especial Estados Unidos y Alemania), en 1946 se crea la necesidad de formar unidades aerotransportadas capaz de saltar más allá de las líneas enemigas. Así nació la Primera Bandera de la Legión de Tropas de Aviación como Unidad independiente y antecesora de la Primera Bandera de Paracaidistas de Aviación creada en el año 1947, como predecesoras del EZAPAC, siendo el Aeródromo de Alcalá de Henares su ubicación inicial.

El 2 de septiembre de 1947 la Unidad toma asiento en el Aeródromo de Alcantarilla y, salvo breves periodos de tiempo (en el Aeródromo de Cuatro Vientos y en El Copero en Sevilla), siempre ha estado en esta localidad hasta el día de hoy.

En 1953 esta joven Unidad pasó a llamarse 1er Escuadrón de Paracaidistas, y con esta denominación tuvo su bautismo de fuego en la Guerra del Ifni en 1958, efectuando saltos de combate desde aeronaves francesas en las proximidades de La Hagunia y Smara.

Años después, el 9 de septiembre de 1965, el 1er Escuadrón pasa a denominarse Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC), siendo una unidad independiente bajo el mando del general jefe del Mando Aéreo Táctico (MATAC) y continuando ubicada en Alcantarilla.

Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas (1965-2002)

En estos primeros años, se potenció mucho la capacitación paracaidista tanto en la modalidad de apertura automática como manual. Como hecho más significativo, se decidió el traslado del EZAPAC al Aeródromo del El Copero el 7 de marzo de 1973, aunque para el año siguiente ya había regresado a Alcantarilla.

El 7 de noviembre de 1975, en el marco de la Operación Golondrina (evacuación del antiguo Sahara Español), la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas se trasladaría a la Base Aérea de Gando, donde permanecería hasta el 20 de diciembre de 1975, fecha en la que retornó a su estacionamiento de Alcantarilla.

A finales de los 70 y principios de los 80 la unidad adquirió un alto nivel en instrucción, medios y procedimientos en lanzamientos a gran altura con oxígeno, gracias a los cursos impartidos por la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Los conocidos como salto HALO-HAHO son un valor añadido al EZAPAC que no posee ninguna otra unidad de operaciones especiales en España.

El 30 de enero de 1983, gracias a la experiencia acumulada por la EZAPAC en supervivencia, fuga y evasión, rescate de combate y resistencia; se le asignó como cometido secundario la instrucción de tripulaciones aéreas en tales materias, en sus diferentes ambientes.

El 8 de enero de 1987, y hasta el 22 de julio de 1991, la Unidad inicia su participación en destacamentos del Búsqueda y Salvamento (SAR) en La Coruña con misiones de rescate marítimo. En total, participó en el rescate de 250 náufragos.

Durante los años 1987, 1988 y 1989 el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas mantuvo una colaboración activa en sucesivas campañas de rescate durante las inundaciones ocurridas en la Región de Murcia. Por su actuación en las mismas, la Unidad recibió la Medalla de Plata Colectiva de Protección Civil con distintivo azul.

Los primeros años 90 del siglo pasado ven la participación del EZAPAC en sus primeras misiones internacionales: Namibia en 1989-90, Bosnia desde 1993 hasta el 2000 y Ruanda en 1994.

El 9 de febrero de 1994 se reestructura la Unidad según Resolución 705-04-94 del Jefe de Estado Mayor del Aire, por la que se potencia la misma, aumentando su plantilla y medios, asignándole el rol principal SOF (Fuerza de Operaciones Especiales).

Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (2002-Hoy)

El 3 de mayo de 2002 la Escuadrilla de Zapadores Paracaidistas se constituye en Escuadrón de Zapadores Paracaidistas, según la Instrucción número 81-2002 de 11 de abril del Jefe de Estado Mayor del Aire.

El EZAPAC, como unidad de Fuerzas de operaciones especiales (SOF), va incrementando su nivel de adiestramiento con la llegada de nuevo material y mejorando sus técnicas sin perder la esencia de sus tradiciones.

Llegan nuevos destacamentos en el exterior, como la protección a los P-3 Orion del Grupo 22 en Djibouti dentro de la Operación Libertad Duradera de lucha contra el terrorismo internacional, desde el 2002 al 2004.

Afganistán no tarda en llegar y sobreviene el primer destacamento en Mazar-i-Sharif con un equipo TACP (Equipos Tácticos de Control Aéreo). Posteriormente, desde el 2005 y en el marco de la operación ISAF de la OTAN, el EZAPAC despliega en la zona de las provincias noroccidentales de Herat y Badghis un equipo de PJ´s (Pararescue Jumpers) con los Superpuma del Ala 48 y hasta cinco equipos TACP en Herat y Qala-i-Naw. La experiencia en estos territorios tan conflictivos ha resultado de un valor incalculable para la expansión de las capacidades del EZAPAC. El último contingente de zapadores proveniente de Afganistán regresó a España el 1 de noviembre de 2013, poniéndose así fin a la presencia del Escuadrón.

Misión del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC)

El Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC) es la unidad de Operaciones Especiales (OE´s) del Ejército del Aire. Las OE´s se definen como operaciones militares desarrolladas por fuerzas especialmente diseñadas, organizadas, adiestradas y equipadas para alcanzar objetivos de gran valor en áreas sensibles u hostiles mediante el empleo de medios y tácticas no convencionales e innovadoras.

Dentro de las OE´s, la diferencia que marca al Escuadrón es su capacidad para planear y conducir Operaciones Aéreas Especiales (SAO), donde conviven, literalmente, "aviadores con mentalidad de Operaciones Especiales que emplean las aeronaves de manera inesperada por el enemigo". Estas SAO pueden definirse como "operaciones, en cualquier nivel del conflicto, en apoyo de acciones no convencionales y actividades psicológicas, encubiertas y clandestinas". En este sentido, el Escuadrón constituye el segmento terrestre de la capacidad de operaciones aéreas especiales del Ejército del Aire, que también cuenta como elementos aéreos las aeronaves de ala fija y las de ala rotatoria.

Operaciones Aéreas Especiales (SAO)

Las misiones SAO que desarrollan los miembros del Escuadrón en coordinación con aviones y/o helicópteros, son las siguientes:

  • Controladores de combate (CCT´s) en apoyo a lanzamientos de personal y carga, y a tomas en pistas no preparadas.
  • Constitución de equipos TACP (Equipos Tácticos de Control Aéreo) en apoyo a misiones CAS (Apoyo Aéreo Cercano) para las unidades terrestres.
  • Conducción de operaciones de recuperación de personal amigo en zona hostil o "Personnel Recovery" (PR).

Dentro de la doctrina de la OTAN

Dentro de la doctrina de la OTAN, el EZAPAC como fuerza de operaciones especiales, tiene asignadas estas misiones principales:

  • Acción Directa, por ejemplo un golpe de mano, emboscada, asalto aéreo, guiado terminal de armamento (TGO), recuperación de personal y objetivos de oportunidad, entre otros.
  • Reconocimiento Especial, donde se actúa para completar información de inteligencia en tiempo real y reconocer un objetivo tras un ataque.
  • Asistencia Militar, donde un equipo proporciona instrucción militar a fuerzas de otros países.

Todo ello potenciando y actualizando constantemente su carácter como unidad paracaidista al 100%.

Otras misiones del EZAPAC

Finalmente, otras dos misiones llevadas a cabo periódicamente en el Escuadrón son las de instruir a tripulaciones y personal diverso en supervivencia en varios ambientes, y el apoyo y refuerzo a otras unidades en el área de la Protección a la Fuerza.

Organización del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC)

El Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC) está organizado en una jefatura con su secretaría particular.

Para la cumplimiento de sus funciones, el Escuadrón cuenta con tres escuadrillas, que son:

Escuadrilla de Fuerzas Especiales: SOATU-ALI 1-6 (Special Operations Air Task Unit – Air Land Integration, son los equipos operativos de 16 personas del EZAPAC especializados en operaciones aéreas especiales).

Escuadrilla de Apoyo Operativo: Almacén General, Armamento, CIS - Equipos Especiales, Automóviles, Sala de Plegados y SOATU-ALI 8.

Escuadrilla de Instrucción: SOATU-ALI 7 (Asistencia Militar). 

Además, como órgano auxiliar del mando se encuentra la Secretaría General, que engloba: Operaciones, Inteligencia, SOALI (Special Operations Air Land Integration, siendo el gabinete que se encarga de crear y actualizar la doctrina en operaciones aéreas especiales), Recursos, Personal y SOATU-ALI 9.

En la pestaña de galería, la segunda imagen muestra el organigrama con la organización del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC). 

Guión del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC)

Imagen 03 en la pestaña de Galería

El guión de la Unidad se compone en su anverso del distintivo del EZAPAC sobre fondo verde simbolizando el rol de operaciones especiales que el zapador muestra en su boina.

En el anverso, el roquisqui dentro de un paracaídas coronado con el nombre del Ejército del Aire.

Zona de operaciones

Por acciones en zona de operaciones, se le han concedido varias condecoraciones al personal del Escuadrón, como la Medalla al Mérito Aeronáutico con Distintivo Azul.

Medalla de Plata Colectiva de Protección Civil

Imagen 04 en la pestaña de Galería

Durante los años 1987, 1988 y 1989 el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas mantuvo una colaboración activa en sucesivas Campañas de Rescate durante las inundaciones ocurridas en la Región de Murcia.

Por su actuación en las mismas, la Unidad recibió la Medalla de Plata Colectiva de Protección Civil con distintivo azul.

Escudo de oro de la Junta de Hermandades Pasionarias de Alcantarilla

Imagen 05 en la pestaña de Galería

En reconocimiento a la labor que el EZAPAC viene desarrollando con éxito en las misiones humanitarias, y por los más de 50 años junto a la población de Alcantarilla colaborando incondicionalmente en la Semana Santa, la Junta de Hermandades Pasionarias de la ciudad ha otorgado al Escuadrón el "Escudo de oro de la Junta de Hermandades Pasionarias de Alcantarilla", distinción pocas veces concedida.

Corbata de la Honorable y Real Orden de Caballeros de San Cristóbal

Imagen 06 en la pestaña de Galería

El día 10 de julio de 2013, el Guión del EZAPAC recibe la Corbata de la Honorable y Real Orden de Caballeros de San Cristóbal, en el acto celebrado en la Playa de la Mata de Torrevieja con motivo de las XXI Jornadas de Convivencia y Responsabilidad en el Tráfico con las Fuerzas Armadas.

El Distintivo del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC)

Imagen 01 en pestaña de Galería

El distintivo del Escuadrón se compone de tres elementos fundamentales: el machete simbolizando la iniciativa y la acometividad, el paracaídas como unidad aerotransportada y las alas del emblema de aviación.

El nombre de la Unidad abreviado figura en la parte inferior del escudo sobre la enseña nacional, siendo bordeado el conjunto por el lema de la Unidad, heredero de las tradiciones de la 1ª Bandera de Paracaidistas de Aviación y del 1º Escuadrón de Paracaidistas.

Boina y Lema del EZAPAC

En 1959, se cambió el habitual gorrillo por la mítica boina negra con el emblema del 1er Escuadrón sobre ella. También crearon su propia doctrina en forma de 28 consignas paracaidistas, que aún hoy guían a los zapadores, e hicieron de su tradicional lema el punto de apoyo para momentos difíciles: "Sólo merece vivir quien por un noble ideal está dispuesto a morir".

La boina negra paracaidista por excelencia fue sustituida el día 18 de mayo de 1997 por la boina verde, prenda habitual de las unidades de operaciones especiales de muchos países. A pesar de este histórico cambio, se han conservado en la nueva boina verde la orla y cintas negras, mediante las cuales los zapadores dedican un permanente recuerdo a sus caídos.

La Unidad

Para poder ser zapador paracaidista, es necesario superar un completo y exigente plan de instrucción de carácter selectivo, que incluye curso de paracaidismo si no se tiene previamente. El promedio de personal que recibe la boina verde se encuentra entre el 30% y el 40% del que inicia los planes.

Actualmente, el EZAPAC ha realizado más de 150.000 saltos paracaidistas.

El Escuadrón es pionero del paracaidismo de alta cota. Todavía hoy conserva el récord de España de altura de lanzamiento establecido el 26 de junio de 1987: a 35.500 pies, cinco hombres, HALO (High Altitude Low Opening), desde un C-130 Hércules. También se encuentra en posesión del récord de distancia de 50 kilómetros en modalidad HAHO (High Altitude High Opening).

El nivel del EZAPAC queda plasmado por su participación constante en todo tipo de colaboración con las fuerzas especiales nacionales y de otros países, y en los más variados ejercicios, que han incluido los "Ardentes", "Audacia", "Dapex", "Destined Glory", "Display Determinatión", "Galia", "Gredos", "Iberia", "Popex", "Teseo", "Trabuco", "Tramontana", "Sofex" o "Lone Paratrooper".

La Unidad también ha sido destacada a los ejercicios "Red Flag", "Coalition Flag" y "Exchange", que han tenido como escenario de rescate desde aviones del SAR, con ocasión de los cruces del Atlántico de los aviones de combate y transporte que desplazan a Estados Unidos para adiestramientos conjunto.

En el año 1997 el equipo de "Al filo de lo imposible" y el EZAPAC batieron el récord de España de salto en caída libre desde alta cota (38.500 pies), lo cual demuestra su profesionalidad y alta capacidad operativa.

El 11 de abril de 2006, el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas pasa a formar parte de las unidades de combate junto a cuatro Alas y un Grupo de Combate, según Real Decreto 416-2006.

En 2011, la Unidad aportó su material y personal para ayudar a la población murciana de Lorca tras el terrible terremoto acaecido el 11 de mayo de ese año.