www.ejercitodelaire.mde.es Saltar navegación Ir a mapa del sitio Accesibilidad

Detalle unidad

Ala 37

Dependencia Operativa : Mando Aéreo de Combate (MACOM)

Dependencia Orgánica : Mando Aéreo General (MAGEN)

Aeronaves :

Comunidad Autónoma : Castilla y León

Provincia : Valladolid

Localidad: Villanubla

Dirección : Carretera Adanero-Gijón N-601 Km. 206

Código Postal : 47620

Teléfono: 983 36 84 00

Email : oficomala37_ea@mde.es

Más información : El Ala 37 se encuentra ubicada en la Base Aérea de Villanubla, emplazamiento que también alberga al 42 Grupo de Fuerzas aéreas y al CEMAN 82. Esta situada junto al pueblo del mismo nombre a 11 km al norte de Valladolid. En la actualidad ocupa una extensión de 400 hectáreas y está dotada de una pista de aterrizaje de 3.000 m. de longitud, con una elevación de 845 m. sobre el nivel del mar. Estas características, unidas al subsuelo de piedra, la hacen idónea para el aterrizaje de cualquier tipo de aeronave.

Fecha de creación : 1962

El Ala 37 se crea en septiembre del año 1962 en la Base Aérea de los Llanos (Albacete), dotada con 25 aviones DC-3, con denominación española T-3. El Ala se estructura operativamente en el Ejército del Aire como una unidad de transporte aéreo.

En 1968, se estudia la sustitución de los T-3, debido al gran número de averías y a las muchas horas de vuelo, y finalmente se opta por el avión DHC-4 Caribou, fabricado por la empresa canadiense De Havilland, a la que se compran 12 unidades. Al recibir los 6 primeros aviones, que recibirían la denominación militar de T-9, se constituye el 372 Escuadrón, permaneciendo los T-3 en el 371 Escuadrón, hasta que a primeros de 1970 se decide su disolución.

En agosto de 1974 comienza una nueva etapa de la vida de la unidad, al trasladarse el Ala 37 desde la Base Aérea de los Llanos a la Base Aérea Villanubla (Valladolid), siendo muy destacable el hecho de que en tan solo 48 horas la unidad está de nuevo operativa y continúa su actividad normal, ya en su nievo emplazamiento. En esa fecha cuenta con 12 aviones de transporte Caribou, compartiendo la base con los aparatos 'Saeta', que posteriormente serían destinados a la Base Aérea de Morón y los Texan T-6 de la 601 Escuadrilla que se disolvería hacia finales de los años setenta.

Es en esa década, a finales de 1975, cuando el Ala 37 destaca cuatro aviones Caribou al conflicto del Sahara español, para tomar parte en la Operación 'Golondrina', con la misión primordial de evacuar personal y material. Se realizaron más de 190 misiones con cerca de 800 horas de vuelo, en las cuales se transportaron alrededor de un millar de personas, fueron lanzados 300 paracaidistas y se recogieron unas 550 toneladas de material. El jefe del Ala 37 y de la Base Aérea de Villanubla es, en aquella época, el coronel Jacobo Pedrosa y Álvarez de Quindós (74/76), quien fuera el primero en ostentar simultáneamente ambos cargos.

Pasan los años y el 12 de octubre de 1981, comienza la primera de las Tres 'Operaciones Caribou', para trasladar en vuelo hasta España los 8 primeros Caribous de un total de 18 aparatos que se habían comprado a los Estados Unidos para reforzar las capacidades del Ala 37.

Dentro del ámbito de la Cooperación Española en Guinea Ecuatorial, el Ejército del Aire mantuvo un destacamento en Malabo durante casi 14 años, siendo el año 1989 cuando el Ala 37 participa en dicha misión integrando personal al destacamento que el Ala 35 tenía establecido.

A partir de julio de 1991 el mítico T-9 será sustituido en el inventario del Ala 37 por el sistema de armas T.12 (Casa-212 Aviocar en su denominación civil).

Es a partir de comienzos de 1992 cuando los destacamentos en Guinea Ecuatorial estaban constituidos únicamente por personal y aviones del Ala 37. Allí se efectuaron, al servicio de la Embajada de España, innumerables misiones de carácter humanitario en beneficio del pueblo ecuatoguineano. El personal destacado mantenía dos T.12 permanentemente operativos en el Aeropuerto de Malabo y una reducida Sección de Apoyo al Transporte Aéreo (SATA), en el Campo de Vuelo de Bata. Este destacamento se desactivó el 13 de marzo de 1994.

También es reseñable la participación de personal del Ala 37 como integrante de la misión auspiciada por Naciones Unidas en Namibia, bajo el nombre de UNTAG (Grupo de Asistencia para la Transición de Namibia).

Bajo la dirección de la OTAN, desde el mes de junio de 1993 el Ala 37 destacó un avión y personal tripulante a Vicenza (Italia), dentro inicialmente de la Quinta Fuerza Aérea Táctica Aliada, y encuadrado posteriormente dentro del Destacamento Ícaro del Ejército del Aire. Así, desde la Base Aérea de Dal Molin, en la bella ciudad de Vicenza, realizó misiones de mantenimiento de paz en el conflicto de la Antigua Yugoslavia, siendo la primera unidad del Ejército del Aire que participó en ese tipo de operaciones en el marco de UNPROFOR (United Nations Protection Force).

El día 8 de marzo de 1994, un Aviocar del Ala 37 sufre el ataque de dos misiles SA-7, siendo alcanzado por uno de ellos, que dañó seriamente la aeronave e hirió levemente al pasaje y a un tripulante. Éste fue el primer derribo, sin consecuencias mortales, de un avión de la coalición durante el desarrollo de una misión en el ámbito de una operación militar al amparo de una resolución de la ONU. La aeronave se recuperó sin otra novedad en el aeropuerto de Rijeka (Croacia), donde fue auxiliado por personal de la Base Aérea de Villanubla, para estar listo para su reincorporación en las 48 horas siguientes. El día 2 de julio de 2002 fue desactivado el Destacamento de Vicenza, efectuándose el regreso a la Base Aérea de Villanubla del personal y material que lo constituían.

El 2 de agosto de 1996 comenzó una nueva etapa para el Ala 37 dedicada a operaciones de vigilancia aduanera al suscribir la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) un convenio de colaboración con el Ejército del Aire. La unidad pasaría a operar y mantener una flota de 6 aviones Casa 212 serie 200 (TR-12D) propiedad de la AEAT. El objetivo fundamental de estas misiones era efectuar la vigilancia y reconocimiento marítimo para buscar, localizar, identificar y seguir a embarcaciones de interés derivado de las funciones encomendadas a la AEAT en la investigación, represión y persecución de delitos de contrabando. Para la realización de estas misiones se mantenían permanentemente tres destacamentos ubicados en las Bases Aéreas de Morón, San Javier y en el Aeropuerto Militar de Santiago de Compostela.

Entre noviembre de 2002 y octubre de 2003 la unidad participó con personal y material en misiones de apoyo en la crisis del Prestige. Se mantuvieron destacamentos aéreos basados en los Aeropuertos de Santiago de Compostela, Asturias y Santander, realizándose un total de 1.770 horas de vuelo en misiones de inspección y vigilancia de las manchas de fuel producidas por el vertido. A partir del 20 de mayo de 2003 se desactivaron los destacamentos y las misiones se realizan desde la Base Aérea de Villanubla. El último vuelo realizado fue el 21 de octubre de 2004.

En junio de 2006 se inicia un importante giro en las actividades hasta el momento más tradicionales hasta la fecha. A la realización de las misiones habituales de una unidad de transporte aéreo, se les une el nuevo cometido de llevar a cabo las inspecciones de mantenimiento de los aparatos CN-235 (D.4 VIGMA) del Ejército de Aire, así como de los CN-235 (serie 300) de la Guardia Civil. Área en la que se ha conseguido una buena efectividad reconocida por el resto de unidades. Desde el mes de abril de 2007 con motivo del traslado del 42 Grupo de Fuerzas Aéreas de la Base Aérea de Getafe a la de Villanubla, el Ala 37 se hace cargo del programa de mantenimiento (inspecciones y resolución de averías) de los aviones E-24 (Bonanza). De esta manera, en la actualidad, en el Ala 37 se llevan a cabo labores de mantenimiento en tres sistemas de armas diferentes.

El 20 de octubre de 2006 se celebran las 100.000 horas de vuelo del Aviocar T.12 en el Ala 37. Con ese motivo se inaugura un monumento al avión.

El 6 de octubre de 2010 se entrega a la AEAT el primero de los aviones TR-12D que la unidad operaba desde 1996, en un vuelo Valladolid-Sevilla (San Pablo). Posteriormente, se continuó con la devolución de todas las aeronaves, finalizando el proceso de entrega el 14 de noviembre de 2010. Desde 1996 se realizaron, en este tipo de misiones de vigilancia aduanera, un total de 26.094 horas de vuelo con los TR-12D de la AEAT y 10.830 horas con los T-12B del Ala 37.

El 26 de noviembre de 2010 se incorporaron dos aviones T12-B pertenecientes al 721 Escuadrón de la Base Aérea de Alcantarilla, que asignados temporalmente al Ala 37 son empleados para realizar misiones de transporte, lanzamientos de carga y personal y aquellas otras que se establezca.

El año 2014 fue un año de celebraciones, conmemorándose el 75º aniversario de la creación del Ejército del Aire, coincidiendo también con el 75º aniversario de la Base Aérea de Villanubla.

En la actualidad y según Directiva del JEMA 45/12, el Ala 37 está reconocida como unidad de referencia para el control técnico de la flota de aeronaves D.4, estando todos los aviones destinados administrativamente en la misma, si bien son operados por las tres unidades SAR del Ejército del Arie, a las que se les asigna con carácter temporal, de acuerdo con condicionantes operativos y logísticos.

Comandancia Militar Aérea del Aeropuerto de Santander

El jefe de la Base Aérea de Villanubla y Ala 37, bajo la dependencia orgánica del Mando Aéreo General, es además el titular de la Comandancia Militar Aérea del Aeropuerto (CMAA) de Santander (Demarcación; Aeropuertos de Santander y Burgos).

Misión del Ala 37

El Ala 37, bajo la dependencia operativa del Mando Aéreo de Combate, tiene como misión principal el transporte aéreo de personal o de mercancías, así como el lanzamiento paracaidista de personal o cargas.

Además realiza vuelos de instrucción que capacitan a las tripulaciones para todo tipo de misiones de transporte y lanzamientos, de vuelos tácticos a baja cota o en formación, de maniobras STOL (Short Take Off and Landing), tomas de combate nocturnas en campos cortos y poco preparados, y de otras misiones especiales.

Desde junio de 2006 se realizan, en el Grupo de Material del Ala, las inspecciones de los CN-235 (D.4 VIGMA) del Ejército de Aire. En el mes de abril de 2007 con motivo del traslado del 42 Grupo de Fuerzas Aéreas de la Base Aérea de Getafe a la de Villanubla, el Ala 37 se hace cargo del programa de mantenimiento (inspecciones y resolución de averías) de los aviones E-24 (Bonanza). Además se realizan las inspecciones de los aviones TM.12D asignados al 47 Grupo de Fuerzas Aéreas así como del T.12D perteneciente al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), por lo que se trabaja actualmente con tres sistemas de armas diferentes.

En la actualidad, la unidad continua realizando todas las misiones operativas de transporte aéreo que le son propias, además de las correspondientes a los Planes de Instrucción y Adiestramiento de las tripulaciones, y participa regularmente en ejercicios nacionales tipo lanzamientos de instrucción de cargas (PLIC), lanzamientos de personal paracaidista, y en los ejercicios de carácter internacional que se determine.

Estandarte de la Unidad

El día 20 de mayo de 1964 el Ayuntamiento de Valladolid hace entrega del Estandarte al Ala 37, en reconocimiento a la labor realizada por esta unidad en todo tipo de actividades.

Este mismo reconocimiento fue otorgado a nuevamente el 12 de Mayo de 1984. 

Corbata de Isabel la Católica

(Imagen 07 en la pestaña de Galería)

Por Real Decreto de 15 de junio de 1994 es concedida por su Majestad el Rey don Juan Carlos I la Corbata de Isabel la Católica, como prueba de aprecio al Ala 37, por su comportamiento extraordinario en beneficio de la nación española.

Premio a la Excelencia en el Mantenimiento en el Ejército del Aire

En el año 2016 le es concedido el premio a la Excelencia en el Mantenimiento en el Ejército del Aire en la modalidad de 'Mantenimiento de Aeronaves' al capitán del Cuerpo de Ingenieros Francisco Javier Castillo Alonso, miembro del Grupo de Material del Ala 37.

Distintivo del Ala 37 

Dentro del distintivo del Ala 37 están representados varios elementos que le otorgan un doble sentido. En la parte superior izquierda, se encuentra la mosca, indicando el calor. A diferencia, en la esquina contraria, se sitúa la estrella que indica el frío. 

Estas alusiones toman aún más sentido al representar el dualismo del día y la noche, simbolizados con el sol y la luna en el centro del distintivo. El emblema engloba todos estos significados, que quiere decir: 'De día o de noche, haga frío o calor, nunca fallaremos en nuestra misión'.

Visitas insitucionales al Ala 37

El 6 de abril de 1999, Su Majestad el Rey don Juan Carlos I visita oficialmente la unidad.

El 18 de noviembre de 2003 Su Alteza Real el Príncipe de Asturias visita oficialmente la unidad.