San Javier vive la jornada de puertas abiertas más multitudinaria de su historia

09/06/2018

La Base Aérea de San Javier ha vivido este sábado 9 de junio una multitudinaria jornada de puertas abiertas que ha sobrepasado las mejores expectativas. Más de 40.000 personas han acudido a vivir de cerca todas las actividades dispuestas en un día que ha sido la gran antesala del histórico festival que se prepara para conmemorar el 75 Aniversario de la Academia General del Aire.

Nada más abrirse las puertas a las 10 de la mañana, la entrada de visitantes ha sido incesante. Familias completas, incondicionales de la aeronáutica, visitantes extranjeros y medios informativos de todo tipo han conocido las instalaciones y medios de esta histórica base que además ofrece esta vez una posibilidad única, la de ver estacionados las aeronaves que el domingo día 10 de junio participarán en el festival aéreo que conmemora esos setenta y cinco años de la Academia.

El espectáculo de ver estas aeronaves juntas en San Javier ha posibilitado un sinfin de recorridos por la plataforma de la base. Era una oportunidad única para conocer y fotografiarse junto a los aviones más populares del momento, especialmente con aquellos difíciles de contemplar, como es el caso del CV-22 Osprey del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, la aeronave de rotores basculantes. Los aviones más grandes han sido también los que más han llamado la atención, como el KC-135 Stratotanker, encargado de los repostajes en vuelo, el P3M Orión, el Airbus A400M del Ala 31 o nuestros CL-215 Canadiar, los célebres 'apagafuegos'. Junto a ellos, los ‘Fórmula Uno’ de los cazas siguen siendo las grandes estrellas de las exhibiciones, el F18 Hornet, el Eurofigther o el Rafale francés llegado en exclusiva para esta jornada. También despertó gran interés el equipo desplegado en torno al célebre helicóptero HA-28 Tigre del Ejército de Tierra, que rivalizó en protagonismo con la belleza que siguen desprendiendo los colores de los ‘Colibrís’ de la Patrulla Acrobática de Helicópteros del Ejército del Aire ASPA, cuyo stand fue uno de los más visitados de esta jornada.

Pero frente a estas modernas aeronaves, los aviones más clásicos, como los que trajo hasta aquí la Fundación Infante de Orleans (FIO), fueron los que más disfrutaron los visitantes más pequeños. Los biplanos Bucker y el llamativo Texan T6 fueron objeto de la predilección de los muchos niños que visitaron esta jornada de puertas abiertas. Mientras, el personal de la FIO explicaba a los más interesados los aspectos más curiosos de estos aparatos que nunca pasan de moda.

Los visitantes además pudieron disfrutar de toda la histórica belleza de la Academia General del Aire y de la misma Base Aérea de San Javier. Hasta tres trenes urbanos recorrían sus calles para hacer más fácil el tránsito de visitantes. Fueron muchos los que se acercaron a fotografiarse hasta el recientemente inaugurado monumento a este 75 Aniversario, situado junto al paseo central de la academia. Toda la institución se volcó para exhibir la propia vida de la base, enseñando a los visitantes los servicios contraincendios, los perros de la Policía Aérea y todos los recursos aéreos de los que dispone esta base.

Además, las marcas patrocinadoras del evento y las firmas más importantes del panorama aeronáutico habían dispuesto a lo largo de toda la exposición un sin fin de stands y displays en los que se exponía material de todo tipo.

San Javier se ha convertido en un auténtico lugar de encuentro entre familias enteras que han dispuesto esta jornada como la auténtica antesala de la fiesta del domingo 10 de junio.