Mensaje del JEMA por la patrona del Ejército del Aire

07/12/2017

Virgen de Loreto

Estimados compañeros, queridos aviadores:

Quiero dirigirme a todos vosotros para transmitiros mi más sincera felicitación en el día de nuestra Patrona, la Virgen de Loreto. A todos los aviadores del Ejército del Aire nos unen nuestros valores militares, nuestro espíritu aeronáutico y, por supuesto, nuestras tradiciones. Hoy 10 de diciembre es el día más señalado en nuestro calendario y, además, tiene un significado especial para mí por ser la primera vez que celebramos juntos la festividad de Nuestra Señora del Loreto desde mi nombramiento como Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire.

Vosotros, aviadores, sois los que permitís con vuestro esfuerzo, entrega y profesionalidad cumplir la misión de servicio a España que tiene encomendada el Ejército del Aire los 365 días del año; vigilando y controlando de manera permanente el espacio aéreo español, contribuyendo a la acción aérea del Estado y participando en la seguridad y defensa de España y de nuestros aliados más allá de nuestras fronteras. Debemos sentirnos orgullosos de nuestro trabajo, vocación y compromiso, que es reconocido con afecto y cariño por nuestra sociedad.

Me gustaría enviar un saludo especial a los que hoy estáis de servicio, velando por la seguridad del espacio aéreo y garantizando nuestra disponibilidad permanente; y al personal desplegado en operaciones en Yibuti, Gabón, Senegal, Irak, Afganistán e Italia y los que están volviendo de Mauritania. Todos vosotros realizáis una magnífica labor que es reconocida internacionalmente. Tampoco quiero olvidarme de los que os encontráis destinados en algún puesto en el extranjero, dejando el pabellón de España y del Ejército del Aire bien alto.

Hoy es un día especialmente importante para recordar a todos los miembros del Ejército del Aire que ya no están con nosotros, y en particular a los que dieron su vida por España cumpliendo con su deber. Vaya mi reconocimiento emocionado al capitán Borja Aybar García y al teniente Fernando Pérez Serrano. Todos ellos ayudaron a construir lo que el Ejército del Aire es hoy y nos impulsan a seguir avanzando con la moral alta.

Quiero también transmitir a vuestros familiares mi felicitación y más sincero agradecimiento por su apoyo constante e incondicional, fundamental en nuestra vida aviadora

Para terminar, pido a la Virgen de Loreto que nos proteja a todos con su manto, que nos ilumine en nuestras decisiones, nos guíe por el buen camino, y nos infunda, como siempre lo ha hecho, el entusiasmo y el coraje necesario para seguir cumpliendo con nuestra misión vistiendo el uniforme del Ejército del Aire.

¡Feliz Patrona!

General del Aire Javier Salto Martínez-Avial, JEMA